«Inicio | Detalle de la publicación » | Central de publicaciones »  
  ::  Noticias 2017  ::  
  ¿ EL ALCALDE O LA CRUZ ?
Publicación realizada por revista CARETAS, sobre el robo y daño a nuestra santísima cruz.
  
   
  ¿Por cuál de los dos comenzar? Lanzo una moneda al aire: el alcalde Carlos Falla. Cumple su segundo periodo, anda por los 50 años, es aprista pero de un APRA que podía ser considerado como la reserva moral para un cambio. Ya fue.



Motupe es una de las 12 provincias de la región Lambayeque. Tiene cerca de 25 mil habitantes entre urbanos y rurales. Su municipio no recibe canon alguno, se financia con el Foncomún, los tributos de las extensas haciendas agroexpotadoras y los impuestos de Backus, que tiene su planta en el área del distrito. La ubicación de Motupe es en la zona donde se “tropicaliza” el norte costero, por tanto las lluvias y el calor en nada envidian a los de Piura.



En 2015 se anunció que el año siguiente habría de darse un Niño fuerte, pero como en la fábula del lobo que nunca aparece, el fenómeno tampoco llegó. El alcalde Falla, sin embargo, sabía que tarde o temprano las lluvias e inundaciones tendrían que caer, y desde entonces comenzó a realizar labores de prevención, algunas de ellas iniciadas por sus antecesores. Liberó desagües en las principales calles; alzó veredas donde estaban muy bajas; retiró todo obstáculo en una avenida que sigue la inclinación del suelo y es un gran huaico controlado; pavimentó la ciudad, pero no con asfalto, que a la primera se va con el agua, sino con concreto. Una inversión mucho mayor, pero que aguanta hasta al Niño más jodido. Al mismo tiempo, Falla continuaba con su difícil labor de hacer entender a los motupanos que tienen que pagar sus impuestos, y ya bastante ha conseguido.



Falla pudo hacer todo lo que hizo, a pesar de contar entre sus regidores con opositores de polendas. “Yo trabajo codo a codo con la oposición, de otro modo no se podría haber hecho nada”. Y se hizo mucho. En febrero llegó de un momento a otro el Niño Costero, y mientras Jayanca, Túcume, Mochumí y otros pueblos cercanos se anegaban hasta casi desaparecer, a Motupe no le pasó absolutamente nada.



En el mes de febrero, la Cruz de Chalpón estaba en Motupe, había sido bajada en procesión desde su santuario situado en la cima del cerro Chalpón, montaña de roca donde en 1868 don José Mercedes Anteparra halló tres cruces de madera, las que componían el mensaje del eremita franciscano Juan de Abad, quien hacia 1860 se había instalado en una cueva del cerro a meditar. Al retirarse, dejó el mensaje de las cruces. Había que hallarlas.



La devoción de la Cruz de Chalpón es numerosa y pobre. Tiene dos fechas al año, una en febrero, la otra en agosto. En la primera, la cruz es bajada al pueblo para luego, en procesión y peregrinación, volverla a subir. Pero este año la Hermandad de la Cruz y el alcalde decidieron dejarla en la ciudad, otra vez por cuestiones de prevención. A los pocos días, las lluvias produjeron un huaico en el cerro Chalpón que destruyó la cueva del santuario y gran parte de la larga escalera de cemento por la que suben los peregrinos.



Don Ezequiel Echevarría preside la Hermandad de la Cruz de Chalpón de Motupe. Mientras me muestra la colección inacabable de mantos bordados que los fieles donan al objeto venerado, relata lo que domina su repertorio: el robo que se produjo en 2011, cuando unos hombres se alzaron con la cruz, la despojaron de sus anillos de oro y plata y luego la partieron. El pueblo se movilizó y se logró tanto recuperar los trozos del madero como capturar a los ladrones. La cruz fue restaurada y puesta en su lugar. Pero la herida del sacrilegio nunca se cerró.



Para don Ezequiel, nada es casual, él piensa que la cruz quiso quedarse abajo porque ya sabía lo del huaico, y que la hermandad y el municipio solo acataron sus órdenes. Pero, además, Motupe no sufrió las consecuencias de El Niño, menos por las medidas tomadas por la gestión edil que por el amor a los motupanos.



Sería ocioso a estas alturas ponerse a discutir sobre quién tiene la razón, si el alcalde con su sentido común y sus medidas técnicas, o la Cruz de Chalpón con su saber y su compasión sin horizonte. Lo que importa es darse cuenta de que por la razón o por la magia queda comprobado que los llamados “desastres naturales” son en verdad desastres sociales.
 
   
 
Edwin Ortiz Yrrazabal.
Responsable del Portal Institucional.
Resol. Nro.035 - 2011/MDM.
   
ATENCIÓN AL PÚBLICO
ALCALDE : Lunes y Jueves - 08:00 am - 1:00 pm
............................................................
MUNICIPALIDAD : Lunes a Viernes - : 07:30 am - 2:45 pm
CENTRAL TELÉFONICA
074-426013
...........................................
SECRETARIA ALCALDIA:
074 - 426013
MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE MOTUPE
Calle Túpac Amaru 531 - Motupe - Lambayeque
Navegador compatible: IE9 - Chrome
Activar una resolución de pantalla de 1024 x 768